Manilla Sibilla

Recuerdo que fui al estudio de Magistretti para hablar sobre el diseño de una nueva manilla. Sentado alrededor de una gran mesa que prácticamente ocupaba toda la habitación, dibujó la Sibilla ante mis ojos, prácticamente fijando su forma definitiva en ese mismo momento. Su idea era convertirlo en un objeto ergonómico que también tuviera brío. Mientras describía lo interesante que encontraba la forma de un hueso, dibujó uno constantemente.

Categoría: Etiqueta:

Descripción

Poco después, comenzó a reflexionar sobre cómo podría expresarse el efecto dinámico que deseaba obtener para la manilla cortando las dos extremidades. Al ver que no eran simétricos, los cortes debían tener diferentes inclinaciones.

«Trate de hacer una muestra en la línea de estos bocetos», me dijo. «Veamos si consigues expresar mi idea». Con el tercer prototipo, estaba satisfecho. Nació Sibilla.