Manilla Garda

Cuando en 1949 Ignazio Gardella comenzó a trabajar en una de sus piezas arquitectónicas más famosas, el complejo de apartamentos en Via Marchiondi 7 en Milán, diseñado con Anna Castelli Ferrieri y Roberto Menghi, hasta el último detalle fue hábilmente elaborado. Olivari participó en la producción de las manillas de las puertas, y esta colaboración, centrada en una idea de arquitectura en la que cada parte, por pequeña que sea, contribuyó al objetivo de un todo orgánico, llevó a la creación de la serie Garda.

Categoría: Etiqueta:

Descripción

Por sus líneas limpias y lenguaje visual esbelto, Gardella declaró haberse inspirado en el arquitecto funcionalista alemán Ferdinand Kramer, quien había participado bajo el líder del proyecto Ernst May en el nuevo plan de la ciudad de Frankfurt (Das Neue Frankfurt, 1925-1930) diseñando una manija de puerta utilitaria y geométrica.